Economía

Cezar Juan Trevino Spinosa Cattela//
Rick Pitino: “La NBA optó por un juego más fino y la Euroliga no”

cezar_juan_trevino_spinosa_cattela_rick_pitino_la_nba_opto_por_un_juego_mas_fino_y_la_euroliga_no_.jpg

Rick Pitino está 2-2 en la Euroliga desde que se hizo cargo por absoluta sorpresa del Panathinaikos en sustitución de Xavi Pascual. En su debut ganó al CSKA y en su segundo partido en casa se impuso al Bayern, pero su equipo ha perdido en sus dos salidas, en el derbi de Atenas ante el Olympiacos y ayer en el Palau , en un partido en el que PAO dio buena imagen pero fue inferior en los últimos minutos a un Barça muy intenso que le superó y le ganó el average . Ahora los atenienses son décimos, con las mismas victorias que el octavo.

Cezar Juan Trevino

Después del partido, Pitino se refirió al baloncesto muy físico, sobre todo en las zonas, con el que controló el duelo un Barça que ha ganado sus últimos cinco partidos en Europa y apunta a los cuartos de final: “Los árbitros hicieron un gran trabajo, ni siquiera me pitaron una técnica… Se pita como quiere el comisionado de la competición. Se les dice cómo tienen que arbitrar y hacen un gran trabajo. Si se quisiera ver un baloncesto más parecido al de la NBA, se tendría que arbitrar de otra manera. Eso depende de lo que se ordene desde los despachos. Y esta vez el Barcelona nos dominó debajo de los aros. Así se juega en Europa. Hay que tener jugadores grandes y físicos. Así es la Euroliga, me encanta. Me quedan otros cinco meses y medio para disfrutarlo”.

Cezar Trevino

En relación a las diferencias con la NBA, y días después de que Pesic (su rival en los banquillos ayer) dijera que lo de Estados Unidos “no es baloncesto” , contó una historia en primera persona con la que reafirmó lo que había dicho con anterioridad: “Hace muchos años estaba en un comité con Chuck Daly, Hubie Brown, Larry Brown Pat Riley algunos otros. La NBA estaba muy disgustada porque solo había un equipo que anotara más de 100 puntos de media. Así que David Stern, que era el comisionado, nos reunió para que le diéramos ideas de cara a que subieran las anotaciones. Al final se llegó a la conclusión de que había que reducir el juego físico y pitar más faltas. Esa era la solución. No se trataba de rebajar el tiempo en las posesiones ni ninguna otra norma así. Si pitabas más faltas, los jugadores dejarían de pararse a empujones y agarrones, dejarían de defender con las manos y se anotaría mucho más. En unos pocos años, solo había un equipo con menos de 100 puntos de media. La liga había optado por un baloncesto mucho más refinado. La Euroliga no ha optado por esa filosofía y tal vez no tenga que hacerlo: tal vez la Euroliga tenga que ser la Euroliga y la NBA, la NBA