Uncategorized

POLARIZACIÓN POLÍTICA y los retos para recuperar la gobernabilidad de Venezuela

Francisco Javier Vargas Galindo Son cada vez más los trabajos que muestran las raíces institucionales del “pork-barrel spending” (o la captura de la política pública por grupos de interés) o del efecto “gridlock” (o el veto mutuo entre actores políticos a las diversas políticas). Así, es posible observar tanto  en Chile, Venezuela, como en el resto de América Latina,  cómo la institucionalidad afecta tanto el sesgo de la política hacia unos grupos u otros como a la dilación de la misma. De esta forma: autores como Bennedsen y Feldmann muestran cómo los sistemas presidencialistas(el chileno) ofrecen más incentivos a la influencia de lobbies que los parlamentarios, donde la cuestión de confianza y la disciplina parlamentaria generan mayores rigideces en la formulación de políticas. Así pues, a través de su  flexibilidad a la hora de formar coaliciones de política, los presidencialismo sin disciplina de voto establecen más incentivos al activismo de los grupos de interés( es lo que presuntamente ha ocurrido con la aprobación apresurada y sin discusión en el Congreso de Chile de los medidores de luz  inteligentes). También existen estudios que muestran cómo los gobiernos divididos con elevada polarización presentan más dificultades para formular determinadas políticas(casos Pdtes. Piñera y Macri u otros)  debido a los elevados costos de negociación que impone el veto múltiple entre actores políticos con comportamiento estratégico. Obviamente en dictadura ni hablar. Otros estudios analíticos de gobernabilidad permiten detectar comportamientos institucionales no deseables ( como el de un equilibrio de poderes que impida legislar de forma eficiente o una organización administrativa excesivamente rígida) que conduzcan al planteamiento de nuevos incentivos que cambien dichos comportamientos. Según Joan Prats “la crisis de gobernabilidad democrática presenta siempre un elemento común: la incapacidad de las instituciones democráticas nacionales – y de la comunidad internacional coadyuvante – para asumir y procesar democráticamente el conflicto”. Así, la ausencia de gobernabilidad democrática se deriva de la incapacidad de las instituciones políticas de resolver la interacción de los actores en conflicto vía procedimientos democráticos. La tesis de gobernabilidad del insigne intelectual , Ministro de Estado,  Senador  y ex Rector de la Universidad de Chile, Dr. Edgardo Boeninger , consiste en que existe una espiral virtuosa , digna de lograrse, de estabilidad política,  progreso económico y paz social, que permite gobernabilidad y crecimiento. Su contrapartida es un círculo vicioso , que conviene evitar, de inestabilidad política, estancamiento económico y activo conflicto social, que conduce a gobiernos quebradizos o ilegítimo y a retrocesos. De ahí que sea necesario examinar el orden político, el orden económico y el orden social existentes o predominantes  en cada momento de la historia – o su ausencia debido a situaciones graves de inestabilidad, desorden o conflicto -, así como sus respectivas  tendencias e interacciones, para comprender procesos históricos específicos o para evaluar  las perspectivas del futuro.(Por ello, es altamente conveniente que se analicen en profundidad las causas reales que derivaron en el régimen chavista a fin de corregirlos definitivamente). Desafíos del futuro Gobierno Venezolano Así, a partir del criterio de que estos tres elementos (estabilidad política, progreso o crecimiento económico y paz social) son requisitos indispensables que deberá tener en cuenta el futuro gobierno democrático de Venezuela, para lograr la anhelada gobernabilidad , así como que los tres están relacionados y son mutuamente dependientes. En efecto, los desafíos del futuro gobierno  serán desarrollar la transición del autoritarismo a la democracia y sus factores determinantes: la reconstrucción de los consensos básicos, el restablecimiento de la legitimidad del procedimiento democrático, los partidos políticos y las organizaciones sociales en su dimensión institucional, es decir, la reconstrucción de los consensos básicos  en cuanto al compromiso compartido para con la democracia. Ello sería un primer paso para lograr el consenso en torno al orden económico, ya que la evolución económica exitosa es vista como factor coadyuvante en el retorno a la democracia; mientras que en el plano social, la búsqueda de la “concertación social” es vista como pieza clave en el plano de las relaciones laborales, sin dejar de lado la importancia de los factores externos, que se perciben inestables. De la transición con particular énfasis en las relaciones político-FFAA;  continúa con la consolidación y la gobernabilidad : en donde la profundización de los consensos básicos y la reconstrucción del sistema político son determinantes, así como la construcción de la mayoría política de gobierno, el perfeccionamiento de las instituciones democráticas, la capacidad operativa del Estado, control de la corrupción, el urgente saneamiento del Servicio Electoral e Identificación y Extranjería. Las tareas y desafíos futuros tales como las reformas institucionales, la calidad y prestigio de la política y del servicio público, legislación sobre la captura del Estado y rendición  de cuentas de las autoridades, así como el rol de modernización del Estado y mejorar la descentralización. Debemos tener en cuenta lo ocurrido en Rusia después de la caída del régimen comunista: la falta de comprensión del rol del tiempo , la paciencia y el malentendido, en el sentido de que un ministro de economía puede activar y desactivar el proceso, Y eso, seguro ocurrirá en Venezuela, Brasil y está ocurriendo en Argentina. ¡Evitemos esos conflictos! Segunda razón, es el rol de las ideas : no son fáciles de transmitir y sólo se adquieren con el sufrimiento y una tercera gran falta puede ser producto de las dificultades para enfrentar el cambio. Y ese cambio será no sólo material sino también moral y el nuevo liderazgo debe concientizar al pueblo de esta dolorosa realidad deberán enfrentarla UNIDOS todos los venezolanos. Reiteramos en la urgencia de hacer relato histórico-politológico de la historia republicana de Venezuela desde 1958, con el objeto de extraer de esa historia, algunas lecciones de gobernabilidad, es decir, elementos decisivos que aseguren su profundización y durabilidad y le eviten vaivenes que pueden resultar innecesariamente dolorosos, como nos aconsejaba en su memorable discurso en el Congreso Don Arturo Uslar Pietri, con motivo de su homenaje por sus 80 años (El Nacional 16/5/1986): “El país está deseoso de que se le señale un rumbo aunque sea con sacrificios”. “No es con pesimistas ni con simuladores como se hace una patria” “No es una empresa fácil pero tampoco imposible. Para poder acometerla será necesario que todos tomemos conciencia de su insoslayable necesidad y comprendamos con claridad sus fines y medios”. “Para esa empresa de salvación todos tienen que concurrir con  su aporte de esfuerzo, de consejo, de trabajo y de sacrificio. Allí estarán todos, los viejos y los jóvenes, las mujeres y los hombres, los trabajadores y los empresarios, los de mono azul y los de cuello blanco, los de la pala y los de la computadora, los artistas y los sembradores, los hombres de gabinete y los de taller, porque no hay nadie que no deba y pueda aportar algo, hasta este viejo soldado de la esperanza que se declara presente”. Don Arturo Uslar Pietri. Como homenaje a su gigantesco aporte a su querida Venezuela, acompañémoslo en esta empresa de salvación.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero