Política

Gobierno de Bolivia y OEA pactan auditoría electoral

El Gobierno de ese país aceptó el pedido del organismo internacional ante las protestas. Foto: JORGE BERNAL / AFP El gobierno de Bolivia y la OEA (Organización de Estados Americanos) pactaron este miércoles una auditoría de carácter “vinculante” de las elecciones que dieron un polémico triunfo al presidente Evo Morales, pero el opositor Carlos Mesa rechazó el acuerdo, al que calificó de “unilateral”.   El canciller Diego Pary anunció la firma de un acuerdo con la OEA para “realizar la auditoria integral a las elecciones generales del 20 de octubre”, en busca de una salida a las protestas que desde hace 10 días sacuden al país.   “El resultado del informe de auditoría será vinculante para las dos partes”, agregó Pary.   El secretario general de la OEA, Luis Almagro, precisó luego en un tuit que “los resultados de la auditoría (…) demorará entre 10 a 12 días” y se basará “en cuatro aspectos: -Verificación de cómputos: actas y papeletas -Verificación de proceso informático -Componente estadístico y proyecciones -Cadena de custodia”.   Y el embajador alemán, Stefan Duppel, dijo que su gobierno “ofreció apoyar la misión con 100.000 euros”.   Mesa, que ha denunciado un fraude electoral, había dicho el martes que solo aceptaría una auditoría si Morales desconocía su elección y si el resultado del análisis era vinculante.   Sin embargo, Mesa -un centrista que ya fue presidente entre 2003 y 2005- declaró este miércoles que “no aceptamos la auditoría en los actuales términos pactados unilateralmente”.   Además señaló que “reconocemos las posiciones de instituciones, sectores cívicos y movimientos sociales que plantean la anulación de las elecciones y manifiestan su desconfianza acerca de la auditoría pactada entre la OEA y el MAS”, en alusión al Movimiento al Socialismo, el partido de Morales.